lunes, 19 de noviembre de 2012

Capítulo 93



Se escaparon de la tinta los conceptos 

cuando mis ojos escrutaban una y otra vez 

los relieves del capítulo 93 de aquel libro

Dejó de tener sentido, perdió el significado 

cada coma, cada punto, cada palabra ahí descrita. 

Cuanto más buscaba, más lejos me encontré 

de aquella verdad tantas veces releída, 

de sus contornos siempre difusos e impuntuales. 

Ahora, solamente espero que vuelva aquella intuición 

bañada por aquel río que trazó Heráclito, 

siempre uno y siempre cientos, 

sabiendo, como sabía Oliveira, 

que vos no elegís la lluvia que te va a calar 

hasta los huesos cuando salís de un concierto,

que la Maga ama siempre a su manera.

5 comentarios:

  1. una fábrica de sombreros bonitos entera.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, amigo. Es una gozada leerte. "Cuanto más buscaba, más lejos me encontré de aquella verdad tantas veces releída". En tres palabras: piel de gallina.

    un abrazote

    ResponderEliminar
  3. No me gusto, sin animos de ofender, creo que Rayuela tiene pasta para cosas mejores. Pero siga señor, no deje de escribir.

    ResponderEliminar